Stravaganzza: (Parte III) "Seguimos estando locos"

Como habéis visto en los videos, la cámara dejó de grabar cuando faltaban unos minutos de entrevista, pero los micrófonos siguieron grabándolo todo, así que aquí tenéis el resto de la conversación sobre el regreso con Leo Jiménez y Pepe Herrero.

 

¿Son estos primeros conciertos el calentamiento para algo mucho mayor?

(L) No nos planteamos nada, lo que teníamos claro era que teníamos que volver con fuerza, grandes. No podíamos volver pidiendo permiso, no, teníamos que volver rompiéndolo todo como un elefante en una cacharrería. La mejor manera era ir a una sala grande, y la más grande de Madrid es La Riviera. Estábamos totalmente convencidos de que iba a funcionar, pero no somos unos colgaos, tampoco nos planteamos... que el siguiente concierto sea en el Palacio de Los Deportes...

(P) Somos realistas, sabemos que la música que hacemos es metal y dentro del metal es poco comercial, La Riviera es ya un escenario suficientemente grande para un grupo de este tipo. Nosotros o cualquiera que venga de fuera.

Hablabais de lo que le va a aportar un nuevo guitarrista al futuro ¿ya tenéis material, cosas nuevas?

(P) Tenemos un montón de planes locos, ahora estamos centrados en estos primeros conciertos, cuando arranquemos ya podemos ponernos a pensar en lo siguiente. A ver de todas estas locuras que queremos hacer cuál podemos hacer de la mejor forma posible. Tenemos un montón de proyectos, ya veremos cuál sale: nuevo disco... reeditar alguno de los antiguos o volver a grabarlo... hacer una gira de Stravaganzza sinfónica, solo con voz y orquesta... un montón de cosas. Esa sería muy chula. A mí me encantaría. Sentimos que Stravaganzza no se explotó, o no se escuchó y queremos hacer cosas para decir "oye, que estos discos tienen estas composiciones, que a lo mejor en versión metal no te has dado cuenta de lo que hay detrás. Pues te lo voy a enseñar cómo suena a orquesta y voz. Hay temas que solo a piano y voz ya parecen otra cosa. En Stravaganzza hay mucha música.

(L) No te puedes imaginar la cantidad de pistas que hay tras todo... pisos y pisos amontonados de cosas que al final hacen posible que Stravaganzza sea así. 

Stravaganzza: (Parte III) "Seguimos estando locos"

Como habéis visto en los videos, la cámara dejó de grabar cuando faltaban unos minutos de entrevista, pero los micrófonos siguieron grabándolo todo, así que aquí tenéis el resto de la conversación sobre el regreso con Leo Jiménez y Pepe Herrero.

 

¿Son estos primeros conciertos el calentamiento para algo mucho mayor?

(L) No nos planteamos nada, lo que teníamos claro era que teníamos que volver con fuerza, grandes. No podíamos volver pidiendo permiso, no, teníamos que volver rompiéndolo todo como un elefante en una cacharrería. La mejor manera era ir a una sala grande, y la más grande de Madrid es La Riviera. Estábamos totalmente convencidos de que iba a funcionar, pero no somos unos colgaos, tampoco nos planteamos... que el siguiente concierto sea en el Palacio de Los Deportes...

(P) Somos realistas, sabemos que la música que hacemos es metal y dentro del metal es poco comercial, La Riviera es ya un escenario suficientemente grande para un grupo de este tipo. Nosotros o cualquiera que venga de fuera.

Hablabais de lo que le va a aportar un nuevo guitarrista al futuro ¿ya tenéis material, cosas nuevas?

(P) Tenemos un montón de planes locos, ahora estamos centrados en estos primeros conciertos, cuando arranquemos ya podemos ponernos a pensar en lo siguiente. A ver de todas estas locuras que queremos hacer cuál podemos hacer de la mejor forma posible. Tenemos un montón de proyectos, ya veremos cuál sale: nuevo disco... reeditar alguno de los antiguos o volver a grabarlo... hacer una gira de Stravaganzza sinfónica, solo con voz y orquesta... un montón de cosas. Esa sería muy chula. A mí me encantaría. Sentimos que Stravaganzza no se explotó, o no se escuchó y queremos hacer cosas para decir "oye, que estos discos tienen estas composiciones, que a lo mejor en versión metal no te has dado cuenta de lo que hay detrás. Pues te lo voy a enseñar cómo suena a orquesta y voz. Hay temas que solo a piano y voz ya parecen otra cosa. En Stravaganzza hay mucha música.

(L) No te puedes imaginar la cantidad de pistas que hay tras todo... pisos y pisos amontonados de cosas que al final hacen posible que Stravaganzza sea así. 

Stravaganzza: (Parte III) "Seguimos estando locos"

Como habéis visto en los videos, la cámara dejó de grabar cuando faltaban unos minutos de entrevista, pero los micrófonos siguieron grabándolo todo, así que aquí tenéis el resto de la conversación sobre el regreso con Leo Jiménez y Pepe Herrero.

 

¿Son estos primeros conciertos el calentamiento para algo mucho mayor?

(L) No nos planteamos nada, lo que teníamos claro era que teníamos que volver con fuerza, grandes. No podíamos volver pidiendo permiso, no, teníamos que volver rompiéndolo todo como un elefante en una cacharrería. La mejor manera era ir a una sala grande, y la más grande de Madrid es La Riviera. Estábamos totalmente convencidos de que iba a funcionar, pero no somos unos colgaos, tampoco nos planteamos... que el siguiente concierto sea en el Palacio de Los Deportes...

(P) Somos realistas, sabemos que la música que hacemos es metal y dentro del metal es poco comercial, La Riviera es ya un escenario suficientemente grande para un grupo de este tipo. Nosotros o cualquiera que venga de fuera.

Hablabais de lo que le va a aportar un nuevo guitarrista al futuro ¿ya tenéis material, cosas nuevas?

(P) Tenemos un montón de planes locos, ahora estamos centrados en estos primeros conciertos, cuando arranquemos ya podemos ponernos a pensar en lo siguiente. A ver de todas estas locuras que queremos hacer cuál podemos hacer de la mejor forma posible. Tenemos un montón de proyectos, ya veremos cuál sale: nuevo disco... reeditar alguno de los antiguos o volver a grabarlo... hacer una gira de Stravaganzza sinfónica, solo con voz y orquesta... un montón de cosas. Esa sería muy chula. A mí me encantaría. Sentimos que Stravaganzza no se explotó, o no se escuchó y queremos hacer cosas para decir "oye, que estos discos tienen estas composiciones, que a lo mejor en versión metal no te has dado cuenta de lo que hay detrás. Pues te lo voy a enseñar cómo suena a orquesta y voz. Hay temas que solo a piano y voz ya parecen otra cosa. En Stravaganzza hay mucha música.

(L) No te puedes imaginar la cantidad de pistas que hay tras todo... pisos y pisos amontonados de cosas que al final hacen posible que Stravaganzza sea así. 

No te creas que es un teclado y ya está, no, este señor se pasaba muchos días sin dormir para poder llevar a cabo una orquestación real. Pepe no ha llegado donde ha llegado por coger un tecladito y meter cuatro líneas. Stravaganzza tiene mucha tela y creemos que se puede exprimir muchísimo más.

(P) Queremos ir a Latinoamérica, queremos intentar ir a Europa... tenemos un millón de planes que, poco a poco, a luchar, porque aquí no te ayuda nadie, nadie te lo pone fácil, ni la industria, no tienes apoyo de nadie, nadie te regala nada, incluso estos primeros conciertos son una lucha... a lo mejor va alguien y dice "madre mía, que cuesta la entrada nosecuántos euros", pero es que no se puede imaginar la gente el inmenso trabajo, colosal, que hay detrás de un solo concierto, que ni remotamente va a ser rentable para nosotros. Invertimos todo el dinero y las horas que lleva... que tengo los ojos inyectados en sangre de estos meses de locura de trabajo, de enfermedad, en cuanto acabe voy al psiquiatra. (risas) Mientras que todo el mundo tiene unas vacaciones, nosotros encerrados en casa trabajando para un concierto... Mil horas, y nuestra gente que nos hace favores increíbles, porque todo el mundo ha trabajado muchísimo. 

El trabajo de los músicos no se valora, "mira este... el disco me lo bajo, al concierto no voy porque tal..." si alguna vez alguien pudiera valorarlo, también por desconocimiento, si se imaginaran el trabajo que hay detrás... Que lo hacemos con todo el amor del mundo.

(L) No todos los discos ni todos los grupos le meten el mismo esfuerzo, ni la misma dedicación, ni todas las músicas son iguales, hay músicas más complicadas que la nuestra, que tienen más proceso aún, pero la nuestra es un infierno, igual que antes te decía que no somos unos virtuosos y que no vamos de ello, para llegar a donde acaba todo son muchas, muchas horas de no dormir, muchas comeduras de tarro, luchas contra "los elementos". Ahora vamos a llevarlo a la realidad, que una cosa es hacerlo en disco y otra hacerlo en directo. 

No te creas que es un teclado y ya está, no, este señor se pasaba muchos días sin dormir para poder llevar a cabo una orquestación real. Pepe no ha llegado donde ha llegado por coger un tecladito y meter cuatro líneas. Stravaganzza tiene mucha tela y creemos que se puede exprimir muchísimo más.

(P) Queremos ir a Latinoamérica, queremos intentar ir a Europa... tenemos un millón de planes que, poco a poco, a luchar, porque aquí no te ayuda nadie, nadie te lo pone fácil, ni la industria, no tienes apoyo de nadie, nadie te regala nada, incluso estos primeros conciertos son una lucha... a lo mejor va alguien y dice "madre mía, que cuesta la entrada nosecuántos euros", pero es que no se puede imaginar la gente el inmenso trabajo, colosal, que hay detrás de un solo concierto, que ni remotamente va a ser rentable para nosotros. Invertimos todo el dinero y las horas que lleva... que tengo los ojos inyectados en sangre de estos meses de locura de trabajo, de enfermedad, en cuanto acabe voy al psiquiatra. (risas) Mientras que todo el mundo tiene unas vacaciones, nosotros encerrados en casa trabajando para un concierto... Mil horas, y nuestra gente que nos hace favores increíbles, porque todo el mundo ha trabajado muchísimo. 

El trabajo de los músicos no se valora, "mira este... el disco me lo bajo, al concierto no voy porque tal..." si alguna vez alguien pudiera valorarlo, también por desconocimiento, si se imaginaran el trabajo que hay detrás... Que lo hacemos con todo el amor del mundo.

(L) No todos los discos ni todos los grupos le meten el mismo esfuerzo, ni la misma dedicación, ni todas las músicas son iguales, hay músicas más complicadas que la nuestra, que tienen más proceso aún, pero la nuestra es un infierno, igual que antes te decía que no somos unos virtuosos y que no vamos de ello, para llegar a donde acaba todo son muchas, muchas horas de no dormir, muchas comeduras de tarro, luchas contra "los elementos". Ahora vamos a llevarlo a la realidad, que una cosa es hacerlo en disco y otra hacerlo en directo. 

No te creas que es un teclado y ya está, no, este señor se pasaba muchos días sin dormir para poder llevar a cabo una orquestación real. Pepe no ha llegado donde ha llegado por coger un tecladito y meter cuatro líneas. Stravaganzza tiene mucha tela y creemos que se puede exprimir muchísimo más.

(P) Queremos ir a Latinoamérica, queremos intentar ir a Europa... tenemos un millón de planes que, poco a poco, a luchar, porque aquí no te ayuda nadie, nadie te lo pone fácil, ni la industria, no tienes apoyo de nadie, nadie te regala nada, incluso estos primeros conciertos son una lucha... a lo mejor va alguien y dice "madre mía, que cuesta la entrada nosecuántos euros", pero es que no se puede imaginar la gente el inmenso trabajo, colosal, que hay detrás de un solo concierto, que ni remotamente va a ser rentable para nosotros. Invertimos todo el dinero y las horas que lleva... que tengo los ojos inyectados en sangre de estos meses de locura de trabajo, de enfermedad, en cuanto acabe voy al psiquiatra. (risas) Mientras que todo el mundo tiene unas vacaciones, nosotros encerrados en casa trabajando para un concierto... Mil horas, y nuestra gente que nos hace favores increíbles, porque todo el mundo ha trabajado muchísimo. 

El trabajo de los músicos no se valora, "mira este... el disco me lo bajo, al concierto no voy porque tal..." si alguna vez alguien pudiera valorarlo, también por desconocimiento, si se imaginaran el trabajo que hay detrás... Que lo hacemos con todo el amor del mundo.

(L) No todos los discos ni todos los grupos le meten el mismo esfuerzo, ni la misma dedicación, ni todas las músicas son iguales, hay músicas más complicadas que la nuestra, que tienen más proceso aún, pero la nuestra es un infierno, igual que antes te decía que no somos unos virtuosos y que no vamos de ello, para llegar a donde acaba todo son muchas, muchas horas de no dormir, muchas comeduras de tarro, luchas contra "los elementos". Ahora vamos a llevarlo a la realidad, que una cosa es hacerlo en disco y otra hacerlo en directo. 

El directo es muy complicado, nosotros no queremos que nos pase el que vas a ver a grandes bandas con orquestaciones y tal, y luego son cinco tíos con un teclado pinchado ahí, nosotros queremos hacer un poco más de verdad lo que ofrecemos en los discos, y para ello hay que gastarse pasta. Una cosa que admiro mucho de Mägo de Oz, que son tan criticados por el mundo del metal, que es que cuando ellos ganaron más pasta, lejos de embolsársela, lo que hicieron fue gastarse más pasta aún en que el siguiente concierto fuera aún más bestia, y en vez de llevar un barco pirata llevaran una catedral. A ver qué grupo del mundo ha llevado una catedral en directo, nadie.

(P) Y gasta decenas de miles de euros en construir una en España y otra en Latinoamérica, eso es que no se ve. Es muy fácil criticar a Mägo de Oz.

(L) Para nosotros sería bastante fácil vender la moto para que la gente venga a La Riviera, que se llene, no hacer nada más que tocar las canciones con una pista grabada, y hasta luego. No, Stravaganzza no es eso, queremos llevar al directo lo que ofrecemos en los discos, en la medida de lo posible. Que en los discos hay una orquesta sinfónica de nosecuántos millones de instrumentos y en directo es que ni entran, tendríamos que juntar tres salas por videoconferencia.

(P) Esta política nuestra es dura, como empresarios somos pésimos, (risas) es una de las razones por las que cuando paramos la otra vez estábamos desgastados, porque queremos hacer cosas que no son lógicas. 

El directo es muy complicado, nosotros no queremos que nos pase el que vas a ver a grandes bandas con orquestaciones y tal, y luego son cinco tíos con un teclado pinchado ahí, nosotros queremos hacer un poco más de verdad lo que ofrecemos en los discos, y para ello hay que gastarse pasta. Una cosa que admiro mucho de Mägo de Oz, que son tan criticados por el mundo del metal, que es que cuando ellos ganaron más pasta, lejos de embolsársela, lo que hicieron fue gastarse más pasta aún en que el siguiente concierto fuera aún más bestia, y en vez de llevar un barco pirata llevaran una catedral. A ver qué grupo del mundo ha llevado una catedral en directo, nadie.

(P) Y gasta decenas de miles de euros en construir una en España y otra en Latinoamérica, eso es que no se ve. Es muy fácil criticar a Mägo de Oz.

(L) Para nosotros sería bastante fácil vender la moto para que la gente venga a La Riviera, que se llene, no hacer nada más que tocar las canciones con una pista grabada, y hasta luego. No, Stravaganzza no es eso, queremos llevar al directo lo que ofrecemos en los discos, en la medida de lo posible. Que en los discos hay una orquesta sinfónica de nosecuántos millones de instrumentos y en directo es que ni entran, tendríamos que juntar tres salas por videoconferencia.

(P) Esta política nuestra es dura, como empresarios somos pésimos, (risas) es una de las razones por las que cuando paramos la otra vez estábamos desgastados, porque queremos hacer cosas que no son lógicas. 

El directo es muy complicado, nosotros no queremos que nos pase el que vas a ver a grandes bandas con orquestaciones y tal, y luego son cinco tíos con un teclado pinchado ahí, nosotros queremos hacer un poco más de verdad lo que ofrecemos en los discos, y para ello hay que gastarse pasta. Una cosa que admiro mucho de Mägo de Oz, que son tan criticados por el mundo del metal, que es que cuando ellos ganaron más pasta, lejos de embolsársela, lo que hicieron fue gastarse más pasta aún en que el siguiente concierto fuera aún más bestia, y en vez de llevar un barco pirata llevaran una catedral. A ver qué grupo del mundo ha llevado una catedral en directo, nadie.

(P) Y gasta decenas de miles de euros en construir una en España y otra en Latinoamérica, eso es que no se ve. Es muy fácil criticar a Mägo de Oz.

(L) Para nosotros sería bastante fácil vender la moto para que la gente venga a La Riviera, que se llene, no hacer nada más que tocar las canciones con una pista grabada, y hasta luego. No, Stravaganzza no es eso, queremos llevar al directo lo que ofrecemos en los discos, en la medida de lo posible. Que en los discos hay una orquesta sinfónica de nosecuántos millones de instrumentos y en directo es que ni entran, tendríamos que juntar tres salas por videoconferencia.

(P) Esta política nuestra es dura, como empresarios somos pésimos, (risas) es una de las razones por las que cuando paramos la otra vez estábamos desgastados, porque queremos hacer cosas que no son lógicas. 

Te llevas una hostia, y otra, hasta que ya no te puedes levantar y tienes que descansar. Lo que pasa es que el descanso en vez de dos o tres años, como pensábamos, han sido siete. Pues ya nos hemos levantados, que vengan las hostias que aquí estamos. Las habrá porque nosotros mismos nos metemos en los jaleos.

(L) Cada día nos contamos cosas nuevas, porque cada uno llevamos una vertiente de la banda, y me contó una cosa que le digo "pero tú eres consciente del embolado en el que te has metido", y me dice "yo que sé, ya que estábamos..." (risas) Somos así tío, es cierto que lleva a un desgaste tan grande que si no tiene una recompensa, por así decirlo, aunque no sea económica, pero sí de que la gente reconozca que Stravaganzza intentó hacer algo por la música, por el arte, si no llega esa recompensa te desgastas, que es lo que pasó la otra vez. Que éramos la única banda viajando con dos furgonetas llenas de gente... 

(P) Y dijimos, no lo volvemos a hacer... y ya está hecho... (risas) En Madrid entre técnicos y los que estamos en el escenario somos 28, ojalá pudiéramos llevar eso a Valencia, Barcelona y Sevilla, pero no podemos. Entonces echando cuentas podemos llevar dos furgonetas, no podemos llevar tres... y somos los únicos pringados de España que llevan dos furgonetas, porque si llevas una es menos gente, ganas más, y lo conviertes en negocio, y en eso somos pésimos. En los demás conciertos llevaremos lo mismo, pero un poco más pequeño.

(L) Para poder viajar, no porque no queramos. (P) Todo estará representado en el resto de los conciertos. (L) Para nosotros era muy importante que todos los conciertos de Stravaganzza fueran tan grandes como el de La Riviera, es imprescindible que todos los conciertos representen lo que somos. (P) El concepto de espectáculo teatral, hay que poderlo llevar a cabo.

(L) Seguimos estando locos. ►►►

 

 

Te llevas una hostia, y otra, hasta que ya no te puedes levantar y tienes que descansar. Lo que pasa es que el descanso en vez de dos o tres años, como pensábamos, han sido siete. Pues ya nos hemos levantados, que vengan las hostias que aquí estamos. Las habrá porque nosotros mismos nos metemos en los jaleos.

(L) Cada día nos contamos cosas nuevas, porque cada uno llevamos una vertiente de la banda, y me contó una cosa que le digo "pero tú eres consciente del embolado en el que te has metido", y me dice "yo que sé, ya que estábamos..." (risas) Somos así tío, es cierto que lleva a un desgaste tan grande que si no tiene una recompensa, por así decirlo, aunque no sea económica, pero sí de que la gente reconozca que Stravaganzza intentó hacer algo por la música, por el arte, si no llega esa recompensa te desgastas, que es lo que pasó la otra vez. Que éramos la única banda viajando con dos furgonetas llenas de gente... 

(P) Y dijimos, no lo volvemos a hacer... y ya está hecho... (risas) En Madrid entre técnicos y los que estamos en el escenario somos 28, ojalá pudiéramos llevar eso a Valencia, Barcelona y Sevilla, pero no podemos. Entonces echando cuentas podemos llevar dos furgonetas, no podemos llevar tres... y somos los únicos pringados de España que llevan dos furgonetas, porque si llevas una es menos gente, ganas más, y lo conviertes en negocio, y en eso somos pésimos. En los demás conciertos llevaremos lo mismo, pero un poco más pequeño.

(L) Para poder viajar, no porque no queramos. (P) Todo estará representado en el resto de los conciertos. (L) Para nosotros era muy importante que todos los conciertos de Stravaganzza fueran tan grandes como el de La Riviera, es imprescindible que todos los conciertos representen lo que somos. (P) El concepto de espectáculo teatral, hay que poderlo llevar a cabo.

(L) Seguimos estando locos. ►►►